QCS Traductores jurados – Lingüistas

Teléfonos

Barcelona: 93 178 58 70
Madrid: 91 290 12 16
Galicia: 988 984 710
Le llamamos gratis. Indique aquí su número de teléfono y le llamaremos de inmediato.

Powered By VOZ.COM

Mapa web

Legalización de traducciones juradas

No sólo hacemos traducciones juradas: también nos ocupamos de su legalización. Si necesita legalizar una traducción jurada para viajar a otro país o internacionalizar su empresa, nos encargamos de todos los trámites.

Gracias a la colaboración entre el coordinador lingüístico y un equipo de gestores profesionales, con amplia experiencia en la tramitación de documentaciones destinadas a distintos países, QCS presta el servicio de traducción jurada y legalización con la máxima rapidez posible, sin inútiles tiempos de espera entre las distintas fases de cada proyecto.

Legalización de documentos originales

Traducción jurada

Traducción jurada

Mientras se tramita la legalización de los originales, los traductores avanzan en la traducción del núcleo de los documentos. Cuando los originales ya están parcialmente legalizados en las administraciones correspondientes, se incorpora a las traducciones el texto de tales legalizaciones, debidamente traducido también.

El último paso consiste en legalizar las traducciones juradas, junto con los originales parcialmente legalizados, en el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación y, en su caso, en el Consulado del país de destino, donde se aporta el visto bueno que da plena validez a los documentos (originales y traducciones) en la administración extranjera.

Cada documento original sigue un procedimiento de legalización diferente según la administración de la que dependa. Nuestros gestores conocen estos procedimientos y tramitan con rapidez cada una de las diligencias. Si el país de destino es firmante del Convenio de La Haya, algunos de los documentos llevarán la correspondiente Apostilla de La Haya.

Legalización de las traducciones juradas

Existen dos procedimientos fundamentales para legalizar las traducciones juradas. El primero, y más común, consiste en el paso de la traducción jurada (junto con el documento original ya parcialmente legalizado en la administración correspondiente) por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, en Madrid, donde se legaliza la firma del traductor jurado en cada una de las traducciones. A veces es necesario complementar este trámite con la autentificación de esta diligencia en el Consulado del país de destino.

El segundo procedimiento es la vía notarial. Consiste en la legalización de la firma del traductor jurado en una Notaría y en la legitimación posterior de la firma del notario en el Colegio de Notarios correspondiente, donde se añadirá la Apostilla de La Haya —si la traducción va destinada a un país firmante del Convenio de La Haya— u otro tipo de diligencia, si el destino del documento es un país no firmante del Convenio.

Un proceso ágil y bien coordinado

La coordinación del trabajo de lingüistas y gestores presenta dos ventajas fundamentales para los clientes de QCS. En primer lugar, se abrevian los plazos de entrega, dado que se agilizan al máximo los trámites en cada administración. En segundo lugar, los costes de la legalización se reducen. Como se tramitan muchas documentaciones, las tarifas aplicadas a cada trámite son mucho más económicas que si el cliente se ocupa personalmente de las diligencias o encarga ese proceso a terceros.

Solicite información

Nombre (*):

E-mail (*):

Asunto:

Acepto la Política de Privacidad

PROYECTOS DESTACADOS

Proveedor recomendado por el Círculo de Mujeres de Negocios
We are using SDL Trados Studio 2011
Síguenos




Comparte
Share on Google+